sábado, 2 de enero de 2010

El adversario: De Lucifer a Satanás

Click para Minar BtCoins

"Sed sobrios, y velad; porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar" 1 Pedro 5:8

Introducción: 

La Palabra de Dios nos advierte que la lucha que tenemos no es contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes (Efesios 6:12), por esta razón debemos siempre estar alertas y vigilantes contra los ataques del enemigo, pero también es muy importante conocer al enemigo, y no tenemos otro medio para conocerle que lo que nos muestra la Palabra de Dios. Esperando que sea de gran bendición para ustedes, presento este estudio para que estemos atentos y conozcamos más a nuestro enemigo, conozcamos cual es realmente nuestro ADVERSARIO.

Satanás: adversario

La palabra "Satanás" es simplemente una adaptación a la pronunciación española del vocablo Satán, del idioma hebreo en que fue escrito el Antiguo Testamento. La palabra hebrea Satán no es un nombre, sino simplemente una palabra común y corriente que significa "adversario" o "enemigo." No siempre aparece en la Biblia castellana en la forma "Satanás," sino que frecuentemente es traducida, dándole su correspondiente significado. Por ejemplo, leemos que "Jehová suscitó un adversario a Salomón: Hadad, edomita..." (1 Reyes 11:14). Otro ejemplo se encuentra en las palabras de los filisteos cuando tienen miedo de aliarse con David: "...y no venga con nosotros a la batalla, no sea que en la batalla se nos vuelva enemigo" (1 Samuel 29:4). En ambos casos la palabra hebrea original es satán, y en ambos casos es obvio que el adversario o enemigo a que hace referencia es un ser humano, y no un ángel rebelde.

Adversario: Antagonista, contendiente, contrincante, luchador, enemigo, rival, contrario, opuesto, antípoda. Se puede traducir como «el oponente y el que se enaltece en contra» Si bien las Escrituras nos dicen poco acerca del origen de Satanás, nos dicen que es un ángel caído de considerable poder. Uno de los pasajes más conocidos es Efesios 6:12:

Porque nuestra lucha no es contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los poderes de este mundo de tinieblas, contra las huestes espirituales de maldad en las regiones celestes.

En Isaías 14:4-15, la Biblia usa al rey de Babilonia como un símbolo de Satán, y en Ezequiel 28:11-19, Satán está simbolizado por el rey de Tiro. En ambos casos sabemos que el simbolismo va más allá de los reyes terrenales, porque la descripción de Dios acerca de ese ser no puede aplicarse a ningún hombre mortal. Note las formas en que Lucifer (ahora llamado Satán) es descrito en estos pasajes de las Escrituras:

- cayó del cielo (Isaías 14:12)
- estaba lleno de sabiduría y acabado en hermosura (Ezequiel 28:12)
- estuvo en el Edén (versículo 13)
- toda piedra preciosa fe su vestidura (versículo 13)
- fue el querubín ungido y protector (versículo 14)
- estuvo sobre el santo monte de Dios (versículo 14)
- era perfecto en todos sus caminos (versículo 15)

Análisis a Ezequiel 28

Esta endecha (reproche, queja) "sobre el rey de Tiro" se dirige a la fuente sobrenatural y real de la maldad que es Satanás.

El Señor mandó a Ezequiel que se dirigiera al rey como aquel que iba a ser juzgado, pero es claro que el poder detrás de este hombre era Satanás mismo. Esta frase "Tú echas el sello a la proporción" significa "el sello de la perfección", y es aplicable a Satanás porque tenía una belleza perfecta como ángel (Lucifer) antes de revelarse contra Dios.

Toda piedra preciosa.......... ilustra la investidura grande de Satanás. La posición suprema y más exaltada del reino espiritual la ostentaba Lucero, criatura que había sido perfecta en todos sus caminos desde el día en que fue creada. Era el sello de la perfección, lleno de sabiduría, y acabado de hermosura. En Edén, en el huerto de Dios estuviste; de toda piedra preciosa era tu vestidura; de cornerina, topacio, jaspe, crisolito, berilo y ónice; de zafiro, carbunclo, esmeralda y oro; los primores de tus tamboriles y flautas estuvieron preparados para ti en el día de tu creación. Tu querubín grande, protector, yo te puse en el santo monte de Dios, allí estuviste; en medio de las piedras de fuego te paseabas. Perfecto eras en todos tus caminos desde el día que fuiste creado

Los primores (habilidades, destrezas) de tus tamboriles........ Esto se refiere a que Satanás estuvo encargado de la alabanza en el Cielo. Es también cierto que Satanás utiliza la música con mucha efectividad para conseguir sus propósitos. Antes de su caída, Lucifer era el director de los músicos en el cielo, Ezequiel 28:13 nos dice: "... los primores de tus tamboriles y flautas estaban preparados para ti desde antes del día de tu creación". Lucifer era un genio musical. Se le había dado este don para la gloria de Dios, sin embargo, cundo se rebeló contra el Señor y fue lanzado fuera del cielo, lo prostituyó y empezó a usarlo para el mal en vez de para el bien. Lo ha hecho con mucha efectividad hasta el día de hoy.

Querubín grande cubridor (protector).......... Se refiere a Satanás en su privilegio exaltado como ángel que protegía y cubría el trono de Dios.

Perfecto eras en todos tus caminos....... esta frase es aplicable absolutamente a Satanás antes de su pecado. Lucero era perfecto en todos sus caminos, "hasta que se halló en él la maldad". Este fue el momento en que Lucero cayó y en que Satanás nació. Isaías describe en forma más completa en qué consistió esta maldad que se halló en Lucero, en su capítulo 14, versículos 12-14. "¡Cómo caíste del cielo, oh Lucero, hijo de la mañana! Cortado fuiste por tierra, tú que debilitabas a las naciones. Tú que decías en tu corazón: Subiré al cielo; en lo alto, junto a las estrellas de Dios, levantaré mi trono, y en el monte del testimonio me sentaré, a los lados del norte; sobre las alturas de las nubes subiré, y seré semejante al Altísimo".

Lucero: Quiere decir "uno brillante". Pero los traductores frecuentemente lo han interpretado como "estrella de la mañana". Usado como título para el rey de Babilonia, pero aplicable íntegramente a Lucifer, Satanás.

Hasta que se halló en ti maldad.......... aquí se hace referencia al pecado de Satanás, el orgullo; "Sobre las alturas de las nubes subiré, y seré semejante al Altísimo"

La Biblia indica que el orgullo fue el elemento que llevó a Lucifer a rebelarse contra Dios (Isaías 14:12-14; Ezequiel 28:12-19). Su orgullo lo llevó a cometer un acto de máxima locura: el rechazo de la autoridad de Dios y Su prioridad como Creador.

Satanás continúa hoy su rebelión desesperada aborreciendo a Dios y a todo lo que le honre (Juan 8:42-44).

Satanás: Su personalidad y poder

Satanás forma griega derivada del arameo (Hebreo., Satán), adversario. Se utiliza:

(a) de un ángel de Jehová en Números 22:22 (primer empleo de la palabra en el AT)
(b) de hombres (ej., 1Sa. 29:4; Salmo 38:20; 71.13; cuatro veces en el Salmo 109)
(c) de Satanás, el diablo, unas diecisiete o dieciocho veces en el AT; en Zacarías 3:1, donde el nombre recibe su interpretación: «para acusarle» «para serle adversario»).

En el NT esta palabra se utiliza siempre de Satanás, el adversario:

(a) De Dios y Cristo (ej., Mateo 4:10; 12.26; Marcos. 1.13; 3.23, 26; 4.15; Lucas 4:8, Juan 13:27);
(b) De su pueblo (ej., Lucas 22:31; Hechos 5:3; Romanos 16:20; 1 Corintios.5:5; 7.5;

2 Corintios.2:11; 11.14; 12.7; 1Tesalonocenses. 2:18; 1Timoteo.1:20; 5.15; Apoc.2:9,13, dos veces, 24; 3.9);

(c) De la humanidad (Lucas 13:16; Hechos 26:18; 2Tesalonicenses.2:9; Apocalipsis.12:9; 20.7).

Su destino, sellado en la cruz, se predice en sus etapas en Lucas 10:18; Apocalipsis. 20:2,10. Los creyentes reciben la certeza de la victoria sobre Él (Romanos 16:20). Satanás no es simplemente la personificación de malas influencias en el corazón, porque tentó a Cristo, en cuyo corazón jamás podría haber surgido ningún mal pensamiento (Juan 14:30; 2Cor.5:21; Hebreos. 4:15). Satanás "es" un ser maligno que desea la perdición de toda criatura humana, y para esto trabaja arduamente junto a sus huestes.

Aunque Satanás es descrito en la Biblia como poderoso, peligroso y un adversario al que hay que respetar, no debe de ninguna forma ser considerado igual a Dios. Es una criatura con limitaciones de criatura. Su poder no es nada en comparación con el del Dios soberano. Y como dice Santiago 4:7, si resistimos al diablo él huirá de nosotros. Aunque es sutil y astuto, el diablo es un enemigo derrotado que continúa resistiendo a Dios furiosamente hasta el tiempo en que sea echado en el Lago de fuego y azufre para siempre.

Jesús llamó a Satanás "el gobernador de este mundo" (Juan 12:31), y Judas nos dice que es tan poderoso, que hasta el arcángel Miguel carecía del poder para reprenderlo (Judas 1:9). Pablo lo llamó el "dios de este siglo" en 2 Corintios 4:4. También lo describió en Efesios 6:12 como la cabeza de un gran "ejército" de espíritus malignos altamente organizado. Satanás es un astuto mentiroso que fue capaz de seducir a Adán y Eva y hoy a nosotros y disfrazarse de "ángel de luz" (2 Corintios 11:14).

Satanás fue creado originalmente como el ser más elevado entre las criaturas morales de Dios, aunque hay un abismo de diferencia inmensurable entre este ser y las tres Personas de la Deidad, (Padre, Hijo y Espíritu Santo) las cuales no fueron creadas y existen en sí mismas por siempre.

La personalidad de Satanás

Puesto que Satanás no se manifiesta en forma corpórea, el hecho de su existencia debe aceptarse, a base de la evidencia ofrecida en las Escrituras. "Y no es maravilla, porque el mismo Satanás se transfigura en ángel de luz" 2ª Corintios 11:14 La táctica de Satanás y su lucha contra los hijos de Dios se presenta en Efesios 6: 10 al 12, como una prueba real de la personalidad de tan poderoso enemigo. Las Escrituras no dicen que Satanás esté guerreando contra los hombres no regenerados; ellos le pertenecen y, por lo tanto están bajo su autoridad. Satanás también se llama "el príncipe de la potestad del aire" porque él y sus ángeles caídos habitan en la atmósfera sobre la tierra y aunque no los podemos ver, ellos son los verdaderos enemigos de Dios y de nosotros los hijos de Dios. "Porque no tenemos lucha contra sangre y carne; sino contra principados, contra potestades, contra señores del mundo, gobernadores de estas tinieblas, contra malicias espirituales en los aires". (Efesios 6:12) 1. Satanás fue creado como una persona. En Colosenses 1: 16 se declara que la creación se llevó a cabo por Cristo y que «todas las cosas que hay en los cielos y las que hay en la tierra, visibles e invisibles, sean tronos, sean dominios, sean principados, sean potestades», todo fue creado por El y para El. El tiempo de la creación de los ángeles no es revelado más allá del hecho de que este evento precedió probablemente a la creación de todas las cosas materiales y que a su vez fue precedido el mismo por la existencia eterna de Dios, de la cual se da testimonio en Juan 1:1-2.

Entre todas las huestes celestiales sólo hay un ser cuya creación se menciona en particular: Satanás. Esto indica la supremacía de la que él disfruta respecto a todas las criaturas invisibles de Dios.

2. Satanás desempeña todas las funciones de una persona. De las muchas porciones bíblicas que ponen de relieve la personalidad de Satanás pueden notarse las siguientes:

a) Isaías 14: 12-17. Contemplando a Satanás como si estuviera ya terminada su carrera y como si hubiera sido ya definitivamente juzgado en el fin de los tiempos, el profeta le da el título de «Lucero, hijo de la mañana», y lo trata como a un ser que ha caído de su estado original y de su primitiva gloria. El que «debilitaba a las naciones» (v. 12) es también culpable de haber opuesto su propia voluntad a la de Dios en cinco particulares aquí revelados; y tanto en este pasaje como en Ezequiel 28:15 se dice que el pecado de Satanás fue un propósito secreto que estaba escondido en lo profundo de su corazón, pero que Dios lo descubrió y lo reveló (cf. 1 Ti. 3:6).

b) Génesis 3:1-15. Es por los eventos narrados en este pasaje que Satanás recibió el título de «Serpiente», ya que fue por medio de la serpiente que él se manifestó a Adán y Eva. Cada palabra por él pronunciada y cada designio que él revela en esta historia de la caída de nuestros primeros padres es una evidencia de la personalidad de Satanás (compare. 2 Co. 11:3, 13-15; Ap. 12:9; 20:2).
c) Job 1:6-12; 2:1-13. Una revelación característico de estos pasajes es que Satanás tiene acceso a Dios (cf. Lc. 22:31; Ap. 12:10) tanto como a los hombres (Ef. 6:10-12; 1 P. 5:8), y que él manifiesta todas las características de una verdadera personalidad.
d) Lucas 4:1-13. La personalidad de Satanás se revela también cuando se enfrenta en el desierto con el Hijo de Dios, quien es el postrer Adán. El que había ambicionado ser «semejante al Altísimo» (Is. 14:14) y que había recomendado este mismo propósito al primer hombre (Gn. 3:5), está ahora ofreciendo todas sus posesiones terrenales a Cristo, con la condición de que El se postre a adorarlo. La autoridad y el poder que Cristo rechaza en esta ocasión serán recibidos y ejercidos en el futuro por el personaje que las Escrituras denominan el Hombre de Pecado (2 Ts. 2:8-10; 1 Jn. 4:3).
e) Efesios 6:10-12. La táctica de Satanás y su lucha contra los hijos de Dios se presentan en este pasaje como una prueba positiva de la personalidad de tan poderoso enemigo. Las Escrituras no dicen que Satanás esté guerreando contra los hombres no regenerados; ellos le pertenecen y, por lo tanto, están bajo su autoridad (Jn. 8:44; Ef. 2:2; 1 Jn. 5:19).

El Poder de Satanás

Aunque Satanás se encuentra moralmente caído y ya fue juzgado en la cruz (Jn. 12:31; 16:11; Col. 2:15), él mantiene todavía su elevada posición y no ha perdido sino un poco de su poder, el cual, tanto en relación con su persona como con la autoridad que él ejerce, es revelado por las Escrituras de la manera que señalamos a continuación:

1. Su poder personal no puede ser del todo estimado. De acuerdo a su propia declaración, que por cierto Cristo no negó, él tiene poder sobre los reinos de este mundo, los cuales, habiendo sido entregados a él, puede darlos según los dictados de su propia voluntad (Lc. 4:6). Se dice que Satanás tenía el poder de la muerte (He. 2:14), pero que este poder ha sido ya entregado a Cristo (Ap. 1:18). Satanás tenía el poder sobre la enfermedad, como en el caso de Job (Job 2:7), y pudo zarandear a Pedro como a trigo (Lc. 22:31; 1 Co. 5:5). La Biblia también revela que Satanás debilitaba a las gentes, hacía temblar la tierra, trastornaba los reinos, puso el mundo como un desierto, asoló las ciudades y a sus presas nunca abrió la cárcel (Is. 14:12-17). Contra el poder de Satanás ni aun el arcángel Miguel se atrevió a usar juicio de maldición (Jud. 9); pero hay victoria para el Hijo de Dios por medio del poder del Espíritu y de la sangre de Cristo Jesús (Ef. 6: 10-12; 1 Jn. 4:4; Ap. 12:11). Satanás ejerce su autoridad y poder solamente dentro de la voluntad permisiva de Dios.

2. Satanás es ayudado por demonios. El poder de Satanás aumenta por la innumerable hueste de demonios, quienes hacen su voluntad y le sirven. Aunque él no es omnipresente, omnipotente u omnisciente, él tiene contacto por todo el mundo a través de los espíritus malignos. Los demonios juegan un papel muy importante en el control de Satanás sobre la tierra y hacen que su poder esté presente por todas partes (Mr. 5:9). Son capaces de morar y controlar tanto animales como hombres (Mr. 5:2-5, 11-13) y aparentemente desean estar en cuerpos físicos (Mt. 12:43-44; Mr.5:10-12).

A veces los demonios solamente tienen influencia sobre los hombres, y en otros casos los poseen de manera que sus cuerpos físicos y también su lenguaje está controlado por demonios (Mt. 4:24; 8:16,28,33; 9:32; 12:22; Mr. 1:32; 5:15-16, 18; Lc. 8:36; Hch. 8:7; 16:16). Al igual que Satanás, son totalmente malvados y maliciosos y afectan de esa manera a aquellos a quienes ellos controlan (Mt. 8:28; 10:1; Mr. 1:23; 5:3-5; 9:17-26; Lc. 6:18; 9:39-42). En numerosos casos muestran que saben que Jesucristo es Dios (Mt. 8:28-32; Mr. 1:23-24; Hch. 19:15; Stgo. 2:19).

De la misma manera que Satanás, los demonios están completamente enterados de que están destinados al castigo eterno (Mt. 8:29; Lc. 8:31). Son capaces de traer desórdenes físicos (Mt. 12:22; 17:15-18; Lc. 13:16), así como enfermedad mental (Mr. 5:2-13). Si bien algunos desórdenes mentales pueden deberse a causas físicas, no hay duda de que algunas formas de enfermedad mental son debidas a un control demoníaco. La influencia demoníaca puede guiar a una falsa religión, al asceticismo y a la incredulidad (1 Ti. 4:1-3).

El hecho de la influencia de demonios en los cristianos es evidente (Ef. 6:12; 1 Ti. 4:1-3). Parece haber una diferencia entre el poder y la influencia de demonios sobre la gente no salva y aquellos que son nacidos de nuevo, debido al hecho de que el Espíritu Santo mora en el cristiano. Mientras que los demonios pueden tomar posesión de una persona no salva y pueden oprimir a una persona salva, hay una diferencia en la duración y en el poder de la influencia demoníaca sobre aquellos que han nacido de nuevo. La obra de Satanás como un todo sería imposible si no fuera por los innumerables demonios que llevan a cabo sus deseos, y continuamente se entabla una lucha de tremendas proporciones entre los santos ángeles y los demonios.

"Y le rogaron todos los demonios, diciendo: Envíanos á los puercos para que entremos en ellos". (Marcos 5:12)

Como trabaja Satanás

El propósito de Satanás es el de destruir a la gente. El Señor Jesús dijo que este era "homicida desde el principio". Satanás tiene muchas maneras de destruir, pero sus armas principales son el engaño y la mentira.

Advertencia: Evita las "ouijas" o tabla de escritura espiritistas, adivinos, espiritistas, brujerías, astrólogos, horóscopo, hechicerías, adoradores de Satanás y cosas semejantes. Todo esto pertenece al mundo de las tinieblas. La Palabra de Dios dice: "Y no comuniquéis con las obras infructuosas de las tinieblas; sino antes bien redargüidlas". (Efesios 5:11)

• Satanás pone obstáculos a la obra de Dios. Cuando se predica el evangelio, allí está él para sembrar la duda y la incredulidad en los que escuchan.
• Satanás oprime a los cristianos; pone pensamientos de duda, temor y desaliento en sus mentes, trata de desanimarles para que no vivan para Dios.
• Satanás tienta a los cristianos para que cometan pecados terribles, trata de engañarles para que crean que "no es malo" o que "no es tan malo". Usa las cosas del mundo para que alejen sus corazones de Dios y no hagan su voluntad, trata de evitar que entreguen sus vidas a Dios. "No seas vencido de lo malo; mas vence con el bien el mal". Romanos 12:21
• Satanás organizó al género humano dentro de un "sistema mundano" basado en el orgullo, la ambición, el egoísmo, la codicia y los placeres pecaminosos. Se ve bien que en estas cosas no hay nada de Dios. Satanás puede darles a los hombres casi todo lo que desean y así hacer que estén satisfechos de permanecer bajo su dominio y excluir a Dios de sus vidas. "No améis al mundo, ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él. Porque todo lo que hay en el mundo, la concupiscencia de la carne, y la concupiscencia de los ojos, y la soberbia de la vida, no es del Padre, mas es del mundo" (1ª Juan 2:15-16)

Se revela asimismo que, como parte de su estrategia, Satanás procurará imitar las cosas de Dios, lo cual va muy de acuerdo con su propósito de ser «semejante al Altísimo». Por lo tanto, él promoverá la creación y difusión de muchos sistemas religiosos (1 Ti. 4:1-3; 2 Cor. 11:13-15). Y en relación con esto es necesario recordar que Satanás puede promover ciertas formas de religión que estén basadas en ciertos textos extraídos de la Biblia, que exalten a Cristo como un caudillo e incorporen todos los aspectos de la fe cristiana, con la excepción de uno solo: la doctrina de la salvación por la sola gracia de Dios, a base de la sangre derramada por Cristo en la cruz. Tales errores satánicos están presentes en el mundo el día de hoy y multitudes son engañadas por ellos. Debemos poner a prueba esos sistemas religiosos por la actitud que ellos adoptan hacia la gracia divina que salva a través de la sangre eficaz del Cordero de Dios (Apoc. 12:11).

Creo importante hablar un poco de satanismo: Satanismo es la doctrina filosófico-religiosa compilada por Anton LaVey en La biblia Satánica. Fue registrada oficialmente como religión ante el gobierno de Estados Unidos el 30 de abril de 1966. Su máxima institución es llamada Iglesia de Satanás o Iglesia de Satán (Church of Satan).

"Satanismo" también se emplea como un término genérico para hacer alusión a todo tipo de ritos, sectas u organizaciones que tengan como icono máximo la figura de Satanás; aunque el Satanismo de LaVey es el único reconocido oficial y mundialmente como "religión".

Las sectas satánicas

Los grupos y los movimientos satánicos son, sin duda, muy diversos. Algunos están relacionados entre sí, otros no; ciertos grupos son desconocidos hasta para las mismas personas que frecuentan el ambiente satanista. Hay sectas cuya existencia es efímera o casi virtual; otras, con el tiempo, dejan de actuar o en algún caso continúan en forma oculta (ocultismo); algunas actúan públicamente, otras de modo secreto. Por otra parte, casi todas sufren cismas con mucha frecuencia, es decir, que un grupo se divide en uno o más troncos, los cuales a su vez se separan en otras ramas y así sucesivamente.

En Estados Unidos se encuentra, sin duda, la mayor concentración de grupos satánicos que podríamos definir como conocidos, es decir, que actúan más o menos abiertamente; y es también en ese país donde podemos encontrar las mayores referencias bibliográficas sobre el satanismo contemporáneo. Entre los grupos conocidos que han surgido en Estados Unidos y están todavía en actividad encontramos: Church of Satan, Temple of Ser, Order of the Black Ram, Werewolf Order, Worldivide Church of Satanic Liberafion, Church of War. Entre aquellos que después de algunos años parece que han dejado de actuar encontramos: Church of Satanic Brotherhood, Brotherhood of the Ram, Our Lady of Endor Coven, The Sairanic Orthodox Church of Nethilum Rite, The Satanic Church; existen, además, organizaciones sobre las cuales es difícil establecer si han cesado o no su actividad, como, la denominada Ordo Templi Satanis cuyos escritos tienen cierta difusión a través de Internet.

Existen también grupos que no se presentan como satánicos y que, por ejemplo, afirman que practican ritos paganos para entrar en armonía con las fuerzas ocultas de la naturaleza, pero en realidad ponen de manifiesto aspectos que permiten su ubicación dentro del multiforme mundo del satanismo. "El hombre bueno, del buen tesoro del corazón saca buenas cosas; y el hombre malo, del mal tesoro saca malas cosas" (Mateo 12:35) "estando atestados de toda injusticia, fornicación, perversidad, avaricia, maldad; llenos de envidia, homicidios, contiendas, engaños y malignidades; murmuradores, detractores, aborrecedores de Dios, injuriosos, soberbios, altivos, inventores de males, desobedientes a los padres, necios, desleales, sin afecto natural, implacables, sin misericordia; quienes habiendo entendido el juicio de Dios, que los que practican tales cosas son dignos de muerte, no sólo las hacen, sino que también se complacen con los que las practican" (Romanos 1:29 al 32) Los ritos y las prácticas satánicas Los ritos introducidos por cada secta se basan, muchas veces, en modificaciones aportadas a ritos preexistentes. De todos modos, en líneas generales se puede decir que los ritos satánicos sirven a los fines del celebrante y son un conjunto de gestos y de palabras orientados a provocar un cambio de las situaciones o acontecimientos que se considera que no se pueden obtener a través de medios o instrumentos comunes. Cuando por medio de tales ritos se pretende mandar una maldición o realizar algún hechizo, por ejemplo, con respecto a una persona concreta, se piensa que el mejor momento será por la noche, en un particular período de tiempo en el cual la persona está dormida (por ejemplo, dos horas antes de despertar); este es uno de los motivos por los cuales los ritos satánicos comienzan, en general, en las horas nocturnas; mientras que la elección de lugares precisos para realizarlos, dentro o fuera de la ciudad, probablemente depende de la posibilidad de organizar todo con cierta reserva y, en algunos casos, de la presencia en dicho lugar de cementerios o de iglesias des-consagradas. No se puede excluir que durante los ritos satánicos, algunos grupos lleguen a perpetrar actos de escarnio o profanación de cadáveres, violencias físicas incluso sobre menores y hasta homicidios rituales.

La agrupación en la cual se inspiran algunas sectas satánicas más recientes es la "Church of Satan", fundada en Estados Unidos en 1966 por Anton Szandor La Vey. El símbolo de esta secta es llamado sello de Baphomet o sea, la cabeza de un chivo dentro de un pentáculo invertido (estrella de cinco puntas boca abajo), inscrito en un círculo con cinco letras hebreas en el extremo de cada punta y todo esto, a su vez encerrado en otro círculo. La Vey es autor de tres libros, que constituyen un punto de referencia para el mundo satánico contemporáneo: The Satanic Bible, Complete Witch, Me Satanic Rituals. En este último se encuentran diversos ritos oficiados en latín, inglés francés y alemán.

El rito es oficiado por un celebrante, un diácono y un subdiácono; como instrumentos se usan algunos cirios un pentáculo invertido, un cáliz lleno de vino o de licor, una campanilla, una espada, un aspersorio, y un crucifijo invertido; también se usa una Hostia. El altar de la misa negra es una mujer desnuda y los participantes llevan vestidos negros con capucha. El rito imita, más o menos, el de la misa católica con las oraciones recitadas en latín, inglés y francés. Naturalmente, en lugar de invocar el nombre de Dios se invoca el de Satanás; se invocan nombres de diversos demonios; se recita el Padre nuestro en sentido contrario y negativo (padre nuestro que estás en el infierno); se lanzan invectivas contra Jesucristo.

El acto de adoración al Demonio, Satanás, Lucifer o como se le quiera nombrar, se ha ido reflejando en oraciones de loa, de postración y de sometimiento, que siguen fundamentalmente los mismos caminos que cualquier otra religión, aunque en el sentido contrario, es decir alabando al Demonio. Esta oración que incluyo en este apartado ha sido tomada de viejos libros satánicos y resume la esencia pura de los Satanistas. Se encontró en un antiguo Libro de brujería del Siglo XIX.

Mi Señor Lucifer

Ante ti poderoso Señor de la Verdad y la Luz Me Presento Nada poseo salvo mi propio ser y mi humana naturaleza Señor Guerrero por excelencia, tus armas truncaron los sables de Dios.

Protector de los hombres, ante ti acudo buscando protección.

Luz del Alba, Esperanza de la Humanidad, Señor de la Libertad.

Como hombre reclamo el vinculo sagrado que nos une ahora y por siempre Tu belleza es envidiada por los astros y tu fuerza quiebra la roca Permite que mi espíritu se funda con el tuyo, ahora y por siempre Juez Sabio que a nadie temes, hablas la verdad sin vacilar por nadie Permíteme disfrutar de tu sabiduría y desvélame tus grandes secretos.

Lucifer escucha estas palabras como ofrenda de unión y agradecimiento Complace mis deseos y mis palabras sellaran este pacto de unión eterna.

Lucifer por ti renuncio a complacer a Dios.

Renuncio del Cristo.

Renuncio de los Sacramentos y Bendiciones Renuncio de sus Mandamientos Renuncio de sus Iglesias, Ministros y Pastores Renuncio de todo aquello que es Santo y Sagrado Renuncio de todo don o beneficio que no provenga de ti.

Renuncio a que mis actos sean tenidos como buenos ante Dios.

A todo ello renuncio, a cambio de unir nuestras almas por siempre Abrazo ahora tu causa como si fuera mía.

Abrazo tu amor y comparto tu odio
Abrazo tu dolor y tu placer
Abrazo tu oscuridad y tu Luz
Abrazo tus dones y tu sabiduría, para usarlos contra nuestros enemigos.
Abrazo tu soledad y tu compañía.
Abrazo tu pasado y tu futuro de victoria.
Sea así sellado este eterno pacto de unión en nuestras almas.
Que nada lo rompa ni altere a través de los siglos venideros.
Gloria a Lucifer, Gloria a Lucifer, Gloria a Lucifer.
Los satanistas con algunas variantes también tienen las ideas claras sobre las bienaventuranzas, aquí puedes ver un ejemplo de ello.
Bienaventurados son los fuertes
porque ellos poseerán la tierra
Malditos son los débiles
por que de ellos será el yugo.
Bienaventurados son los poderosos
porque serán venerados entre los hombres Malditos son los imbéciles porque ellos serán eliminados.
Bienaventurados son los intrépidos
porque ellos serán amos del mundo.
Malditos son los honradamente humildes
porque perecerán aplastados por la pezuña infernal.
Bienaventurados son los hombres de Hierro pues los ineptos huirán ante su presencia.
Malditos son los Pobres de espíritu
pues hacia ellos se escupirá.
Bienaventurados son los destructores de la falsa esperanza pues ellos serán los verdaderos Mesías.
Malditos son los adoradores de Dios
pues ellos serán ovejas rechazadas.
Tres veces malditos son los débiles
a los cuales su inseguridad los hace viles.
Pues servirán y sufrirán.
El Ángel del autoengaño acampa en las almas de los justos.
La eterna llama del poder a través de la felicidad habita en la carne del Satanista.
¡Oh Kakos Theos!
¡Oh Kakos Daimon!

Cómo acceden los adolescentes al satanismo Ciertos grupos de rock e Internet, así como la curiosidad, buenas dosis de relativismo moral e indiferencia a Dios y su obra, son actualmente puertas de acceso de los adolescentes al satanismo, Carlo Climati, periodista italiano y escritor, especializado en este tipo de fenómenos, dice: Italia aún está conmocionada por el hallazgo, a principios de mes, de los cuerpos sin vida de Chiara Marino y de Fabio Tollis, de 16 y 19 años respectivamente. Habían sido vistos por última vez en enero de 1998 con otros miembros de su banda de rock «Las Bestias de Satán». Los investigadores aseguran que han sido víctimas de un homicidio «ritual». Este es el contexto en el que Climati –autor del libro «Los jóvenes y el esoterismo: Magia, satanismo y ocultismo: la patraña del fuego que no quema»– describe los pasos de acercamiento de los adolescentes al satanismo.

¿Cuál es el grado de difusión del fenómeno del satanismo juvenil? Se trata ciertamente de un fenómeno en gran crecimiento y difícilmente controlable. Se definiría sobre todo como un satanismo «hecho por uno mismo», que los jóvenes practican partiendo de la escucha de cierta música rock y navegando por Internet. Naturalmente, no hay que caer en el error de generalizar y condenar toda la música rock. Pero al mismo tiempo hay que ser realistas y darse cuenta de que ya el rock satánico mueve un volumen de negocio de miles de millones.

¿De qué forma puede un adolescente entrar en contacto con el mundo del satanismo? Es un proceso de acercamiento que sucede «en fases» y que se puede explicar fácilmente con la gran familiaridad de los jóvenes con las nuevas tecnologías y los medios de comunicación.

La primera fase, generalmente, consiste en el simple y banal interés por un cantante «satánico». El joven, al principio, compra sus CD y se apasiona por su música. Pero luego siente la necesidad de saber más de él.

El segundo paso es el conocimiento de los textos de las canciones y el consiguiente acercamiento a una filosofía de vida transgresora.

La tercera fase es la compra, por parte del joven, de revistas musicales que hablan de su cantante preferido. Últimamente, en ciertos periódicos rock, no se habla sólo de música, sino también de satanismo y esoterismo. A veces incluso se indican direcciones de sectas satánicas o de sitios de Internet de cantantes vinculados con el mundo del ocultismo.

Así, para conocer más, se entra en la cuarta fase: la búsqueda en Internet. Partiendo de la simple curiosidad por los sitios de cantantes de rock satánico se corre el riesgo de, después, pasar a un interés por las páginas de auténticas sectas, o bien por los grupos de discusión frecuentados por satanistas.

La quinta y última fase es el contacto directo del joven, a través del correo electrónico, con una secta o algún cultor de magia negra.

¿Cómo se puede combatir el fenómeno del satanismo? 

La solución está en habituar a los jóvenes a tener un mayor sentido crítico. Los jóvenes no deben tomar de modo pasivo todo lo que dicen ciertos divos de la música rock. Debemos ayudarles a reflexionar, a entender, la necesidad de estar con Dios, pero teniendo a Cristo en el corazón como único y suficiente Salvador, como único Señor de la vida. "Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado á su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna" (Juan 3:16) "Sed sobrios, y velad; porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar" (1 Pedro 5:8) "Someteos pues á Dios; resistid al diablo, huirá de vosotros" (Santiago 4:7)

Efesios 4:27 "Ni deis lugar al diablo".

Si meditamos lo que dice Dios en todo el capitulo 4 de Efesios, el contexto nos declara como es que le podemos damos lugar al diablo. Es Principalmente por medio de las palabras, conducta inapropiada e inconsecuente con el cristiano, la ira, la mentira, las falsas doctrinas, robos, etc.

El dar lugar al diablo ocurre cuando no damos el debido lugar a Dios. Cuando nos dejamos llevar por la conducta carnal y pecaminosa y nos hacemos disponibles para hacer la obra del diablo. Vea la lista que hace el apóstol Santiago acerca de las maneras en que se le puede dar lugar al diablo: codicia, envidia, pleitos, mundanalidad (amistad con el mundo), soberbia, orgullo, autosuficiencia, falta de humildad, murmuración, juicio indebido a otros, jactancia, falta de hacer lo bueno, etc.

El diablo anda como león rugiente buscando a quién devorar, pero devorará solamente aquellos que le dan lugar, que abren puertas en su vida y que no están preparados para la batalla. Por eso es que el apóstol nos insta a revestirnos del nuevo hombre y despojarnos del viejo hombre que está viciado conforme a deseos engañosos y a ser renovados en el espíritu de nuestra mente. (Efesios 4:22-24) "En cuanto a la pasada manera de vivir, despojaos del viejo hombre, que está viciado conforme a los deseos engañosos, y renovaos en el espíritu de vuestra mente, y vestíos del nuevo hombre, creado según Dios en la justicia y santidad de la verdad".

El Destino de Satanás

La Palabra de Dios es tan explícita al referirse a la carrera y destino de Satanás como lo es cuando nos habla del origen de este ser extraordinario. Hay contra Satanás cinco juicios progresivos que podemos distinguir en las Escrituras:

1. La caída moral de Satanás. Aunque el tiempo de este evento, que aconteció en el remoto pasado, no se nos ha revelado, la caída moral de Satanás y su consecuente separación de Dios se indican claramente en las páginas de la Biblia (Ezequiel. 28:15; "Perfecto eras en todos tus caminos desde el día que fuiste criado, hasta que se halló en ti maldad"). Es evidente, no obstante, que él no perdió su posición celestial, ni la mayor parte de su poder, ni su acceso a Dios. "Y OTRO día aconteció que vinieron los hijos de Dios para presentarse delante de Jehová, y Satán vino también entre ellos pareciendo delante de Jehová". (Job 2:1)
2. El juicio de Satanás en la cruz. Por medio de la cruz Satanás fue juzgado de una manera completa Jn. 12:31; 16:11; Col. 2:14-15 "anulando el acta de los decretos que había contra nosotros, que nos era contraria, quitándola de en medio y clavándola en la cruz, y despojando a los principados y a las potestades, los exhibió públicamente, triunfando sobre ellos en la cruz"; pero la ejecución de la sentencia queda pendiente todavía para el futuro. En el jardín del Edén Dios predijo esta sentencia y su respectiva ejecución (Gn. 3:15). Apocalipsis 20:10 dice: "Y el diablo que los engañaba fue lanzado en el lago de fuego y azufre, donde estaban la bestia y el falso profeta; y serán atormentados día y noche por los siglos de los siglos".
3. Satanás será arrojado del cielo. A mediados de la Gran Tribulación y como resultado de una guerra en el cielo, Satanás será arrojado de las alturas y limitado en sus actividades tan sólo a la tierra. Entonces él actuará con grande ira, sabiendo que no tendrá sino un poco de tiempo para continuar su obra Apocalipsis. 12:7-12 "Y fué hecha una grande batalla en el cielo: Miguel y sus ángeles lidiaban contra el dragón; y lidiaba el dragón y sus ángeles. Y no prevalecieron, ni su lugar fué más hallado en el cielo. Y fué lanzado fuera aquel gran dragón, la serpiente antigua, que se llama Diablo y Satanás, el cual engaña á todo el mundo; fué arrojado en tierra, y sus ángeles fueron arrojados con él. Y oí una grande voz en el cielo que decía: Ahora ha venido la salvación, y la virtud, y el reino de nuestro Dios, y el poder de su Cristo; porque el acusador de nuestros hermanos ha sido arrojado, el cual los acusaba delante de nuestro Dios día y noche. Y ellos le han vencido por la sangre del Cordero, y por la palabra de su testimonio; y no han amado sus vidas hasta la muerte Por lo cual alegraos, cielos, y los que moráis en ellos. "¡Ay de los moradores de la tierra y del mar! porque el diablo ha descendido á vosotros, teniendo grande ira, sabiendo que tiene poco tiempo"; compare esto con Isaías 14:12 ¡Cómo caíste del cielo, oh Lucero, hijo de la mañana! Cortado fuiste por tierra, tú que debilitabas las gentes". Y Lucas 10:18 "Y les dijo: Yo veía á Satanás, como un rayo, que caía del cielo".
4. Satanás será confinado al abismo. Durante los mil años del reino de Cristo sobre la tierra Satanás estará atado en el abismo; pero después será suelto por «un poco de tiempo» Apocalipsis 20:1-3, 7 "Vi a un ángel que descendía del cielo, con la llave del abismo, y una gran cadena en la mano. Y prendió al dragón, la serpiente antigua, que es el diablo y Satanás, y lo ató por mil años; y lo arrojó al abismo, y lo encerró, y puso su sello sobre él, para que no engañase más a las naciones, hasta que fuesen cumplidos mil años; y después de esto debe ser desatado por un poco de tiempo. Cuando los mil años se cumplan, Satanás será suelto de su prisión". El propósito para confinarle al abismo es para hacer imposible que actúe y continúe engañando a las naciones.

5. La condenación final de Satanás al final del milenio. Después de haber promovido una rebelión en contra de Dios, durante el «poco de tiempo» que estará en libertad, Satanás será lanzado en el lago de fuego para ser atormentado día y noche para siempre jamás Apocalipsis 20:10 "Y el diablo que los engañaba fue lanzado en el lago de fuego y azufre, donde estaban la bestia y el falso profeta; y serán atormentados día y noche por los siglos de los siglos". Un tormento sin alivio ni tregua será el estado final de Satanás, los ángeles caídos y la humanidad no redimida.

Conclusión: 

Amados en el Señor, como hemos visto, tenemos un enemigo poderoso, pero no más que Dios, es importante siempre recordar que es un enemigo derrotado por Cristo Jesús en la cruz, por tanto "Someteos pues a Dios, resistid al diablo y huirá de vosotros"; aunque este es un enemigo derrotado debemos tenerle temor, la Palabra de Dios nos dice en Mateo 10:28 "Y no temáis a los que matan el cuerpo, mas el alma no pueden matar; temed más bien a aquel que puede destruir el alma y el cuerpo en el infierno".

"Sed sobrios, y velad; porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar" 1 Pedro 5:8

Sobrios y velad: La sobriedad o seriedad implica que el cristiano no se deja arrastrar por emociones o pasiones humanas, sino que mantiene una perspectiva eterna sobre todos los asuntos de la vida. La actitud vigilante que comunica la palabra "velad" crea una mentalidad sana de peregrino, "Amados, yo os ruego como a extranjeros y peregrinos, que os abstengáis de los deseos carnales que batallan contra el alma" (1 Pedro 2:11). Esto sirve para recordar al cristiano que es un ciudadano del cielo apenas de paso por la tierra. Las fuerzas malignas que arremeten contra el cristiano hacen necesario que este se mantenga siempre alerta y a la defensiva.

El diablo como león rugiente: La palabra griega que se traduce diablo significa "calumniador", lo cual significa que es un enemigo malicioso que ultraja y maldice a los creyentes. Junto a sus fuerzas infernales siempre se mantiene activo y busca oportunidad para acosar al creyente con tentación, persecución y desánimo Salmo 22:13 "Abrieron sobre mí su boca Como león rapaz y rugiente". y Ezequiel 22:25 "Hay conjuración de sus profetas en medio de ella, como león rugiente que arrebata presa; devoraron almas, tomaron haciendas y honra, multiplicaron sus viudas en medio de ella". Satanás siembra discordia, acusa a Dios ante los hombres y a l0os hombres ante Dios; hará todo lo que le sea posible para arrastrar al cristiano y sacarlo de su comunión con Dios así como del servicio al Señor "Pero si nuestro evangelio está aún encubierto, entre los que se pierden está encubierto; en los cuales el dios de este siglo cegó el entendimiento de los incrédulos, para que no les resplandezca la luz del evangelio de la gloria de Cristo, el cual es la imagen de Dios" (2 Corintios 4: 3 y 4).

Amados hermanos, resistamos firmes en la fe a este adversario; el método para resistirle no consiste en fórmulas especiales o palabras dirigidas a él y sus demonios, sino en permanecer firmes en la fe cristiana. Esto implica no dejar de vivir conforme a la verdad de la Palabra de Dios. A medida que vamos conociendo la sana doctrina y obedecemos la verdad de Dios, aumentará nuestra capacidad para resistir al enemigo de nuestras almas "Por lo demás, hermanos míos, confortaos en el Señor, y en la potencia de su fortaleza. Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo. Porque no tenemos lucha contra sangre y carne; sino contra principados, contra potestades, contra señores del mundo, gobernadores de estas tinieblas, contra malicias espirituales en los aires. Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y estar firmes, habiendo acabado todo. Estad pues firmes, ceñidos vuestros lomos de verdad, y vestidos de la cota de justicia. Y calzados los pies con el apresto del evangelio de paz; Sobre todo, tomando el escudo de la fe, con que podáis apagar todos los dardos de fuego del maligno. Y tomad el yelmo de salud, y la espada del Espíritu; que es la palabra de Dios; Orando en todo tiempo con toda deprecación y súplica en el Espíritu, y velando en ello con toda instancia y suplicación por todos los santos". (Efesios 6:11 al 18)

"Que el amor de Dios, la Gracia de nuestro Señor Jesucristo y la comunión del Espíritu Santo sea con todos ustedes" Amén

Autor: Ricardo Ulloa


Ministerio: Iglesia Bautista Libre Berea

Fuente: http://www.ebenezeruc.com/resources/El+adversario-Satanas.doc

El mundo del Islam

Click para Minar BtCoins

Don Belt

Quien matare a una persona sin que fuese por otra o por extender el escándalo por la tierra, fuese juzgado como si hubiese matado a todo el género humano.
(Corán V:35)

Una quinta parte de la humanidad profesa el Islam, la religión de mayor crecimiento y quizá la peor comprendida de la tierra. Frente al secularizado mundo moderno, los musulmanes exploran de nuevo las raíces de su fe para reafirmarse en ella.

Transportada por el viento cinco veces al día, desde Shanghai hasta Chicago y desde Yakarta hasta Tombouctou, la melodía de la llamada islámica a la oración hecha por el almuédano agita el alma de los musulmanes devotos de todo el mundo. Ya se difunda por unos altavoces metálicos sobre las bulliciosas calles de las ciudades o se eleve como un murmullo entonado por unos camelleros postrados en la arena, las cinco preces diarias siempre empiezan con la misma frase en árabe que los musulmanes han pronunciado durante casi 1.400 años. Es la loa del Islam al Creador: «Allah u akbar –cantan los fieles–. ¡Allah u akbar!», ¡Dios es grande!

Alrededor de 1.300 millones de personas, una de cada cinco, atiende la llamada del Islam. Con un 80% de creyentes fuera del mundo árabe, el ritmo al que la población mundial abraza esta religión la convierte en la de mayor crecimiento de la Tierra. Para todos ellos, el Islam constituye un íntimo lazo de unión con el mismo Dios adorado por judíos y cristianos, una fuente de fortaleza y esperanza en un planeta convulso.

El propio vocablo Islam es una palabra árabe que significa «sumisión a Dios», y que etimológicamente deriva de la voz salam, o paz.
«La paz es la esencia misma del Islam», declara el príncipe Hassan bin Talal de Jordania, hermano del fallecido rey Hussein y descendiente directo de Mahoma por la línea masculina del nieto del profeta, Hassan. El príncipe Hassan colabora en la dirección de la Conferencia Mundial sobre Religión y Paz, cuya finalidad es facilitar el diálogo entre diferentes comunidades religiosas, y dedica buena parte de sus energías en tender puentes de entendimiento entre el mundo musulmán y Occidente. «El respeto a la inviolabilidad de la vida es la piedra angular de nuestra fe –afirma–, y de todas las grandes religiones.» A1 igual que el judaísmo y el cristianismo, la genealogía del Islam se remonta al profeta Ibrahim (Abraham), un pastor nómada de la edad del bronce con quien Dios –Allah en árabe– selló unas alianzas que sentarían los cimientos de las tres religiones monoteístas más importantes del mundo. Los musulmanes veneran a los profetas hebreos, entre ellos a Moisés, y consideran el Antiguo y el Nuevo Testamento como parte integrante de su tradición. Disienten de los cristianos en cuanto al carácter divino de Jesucristo, aunque le honran como un profeta especialmente amado por Dios. Para ellos, el último profeta, el «sello» de todos ellos, es Mahoma.

Nacido hacia el año 570 d.C. en La Meca, en la actual Arabia Saudí, Mahoma fue un niño huérfano educado por su abuelo y su tío. Con el tiempo se convirtió en un negociante modesto y respetado, que rechazó el politeísmo de su época y se acercó al Dios único adorado por las comunidades cristiana y judía de la región.

Cuando tenía alrededor de 40 años, Mahoma se retiró en soledad a una cueva de las montañas próximas a La Meca para meditar. Los musulmanes creen que allí le visitó el ángel Gabriel, que empezó a recitarle la Palabra de Dios. Hasta su muerte, acaecida 23 años después, Mahoma transmitió las revelaciones divinas a un grupo cada vez más numeroso de seguidores, muchos de los cuales anotaron sus palabras o bien las memorizaron. Los versículos, compilados poco después de su muerte, constituyen el Corán, o «recitación», que los musulmanes consideran la Palabra literal de Dios y un perfeccionamiento de las Escrituras judías y cristianas.

El Corán consta de 114 azoras y abarca temas muy diversos, desde la naturaleza de Dios (compasiva y misericordiosa) hasta las leyes que deben regir los asuntos mundanos de los hombres, como no usurpar la propiedad ajena por métodos ilícitos y no cazar animales durante las peregrinaciones.

De los dictados del libro sagrado del Islam se desprende «una receta para la armonía en la vida cotidiana», dice el jeque Anwar al-Awlaki, imam, o guía espiritual, de la mezquita de Dar al-Hijara, situada en las afueras de Washington. «En el Corán, Dios nos manda que seamos caritativos con el prójimo, lo que implica llevar una vida ética. Tales conceptos no son nuevos; el Corán confirma muchas de las enseñanzas ya consignadas en la Biblia. A fin de cuentas, la esencia del mensaje coránico de Dios es el siguiente: "Trata a los demás mejor de lo que ellos te tratan a ti":», resume el imán. Para los musulmanes el Corán es también un modelo poético, la fuente de la más pura lengua árabe memorizada por los escolares y recitada por los adultos en todas las circunstancias importantes de su vida. En una religión que prohíbe estatuas e iconos, este libro es la prueba tangible de la fe, y todo buen musulmán lleva en el bolsillo un pequeño ejemplar, muy usado.

El Islam no es sólo una religión, es también una ley que regula el comportamiento del musulmán en todas las circunstancias de su vida religiosa, social e individual, y el Corán es la fuente de todos sus preceptos. De igual modo
que los versículos de la Biblia se pueden sacar de contexto para servir a otras causas, también la interpretación del Corán está sujeta a tergiversaciones. Un versículo que aconseja a las mujeres adoptar un atuendo y una conducta discretos, y que es aceptado por los musulmanes como un buen consejo práctico, es objeto de otras interpretaciones que han proporcionado a los talibanes una razón de peso para recluir a las mujeres afganas en sus casas. El significado de los versículos que prescriben el yihad contra los enemigos de Dios es para la mayoría de los intérpretes del Corán el «esfuerzo» o la «lucha» interior que debe librar cada individuo en la búsqueda de la iluminación y la pureza espiritual. Pero otros versículos que describen la lucha armada de Mahoma contra sus adversarios proporcionan a los radicales de hoy un pretexto, aunque distorsionado, para embarcarse en una guerra santa contra los infieles.

Tales interpretaciones no se pueden invalidar, porque el Islamismo carece de una jerarquía religiosa. Si bien un imán puede ofrecer a su greyguía y erudición, la autoridad última reside en las escrituras, lo que permite a cada individuo hacer su propia lectura de la Palabra de Dios. El Corán admite ese dilema (azora III:S): En él hay aleyas precisas que constituyen la esencia del Libro. Otras son equívocas. Quienes tienen en sus corazones dudas, siguen lo que es equívoco buscando la discrepancia ansiando su interpretación. Pero su interpretación no la conoce sino Dios.

Dios prohibió la coacción religiosa, pero instó a Mahoma a proclamar la nueva doctrina entre la gente de la región, ardua tarea habida cuenta de los sanguinarios conflictos tribales y los cultos idólatras que abundaban en La Meca del siglo VII, centrados mayormente en la Kaaba. En este santuario de forma cúbica se celebraban ritos paganos en honor de un panteón de deidades. Mahoma y sus adeptos fueron ridiculizados y atacados por su fe en un Dios único e invisible.

Tras un decenio de persecuciones, Mahoma y sus seguidores emigraron a Medina, a unos 300 kilómetros de La Meca, donde el profeta hizo nuevos conversos y asumió el gobierno de la ciudad. Al cabo de unos años regresó a La Meca al frente de un pequeño ejército de fieles, tomó la ciudad, destruyó los ídolos de la Kaaba y consagró el templo al Dios de Abraham. Desde entonces los peregrinos reverencian la Kaaba como el santuario más sagrado del Islam y reviven anualmente el viaje del profeta a La Meca al realizar el hayy, peregrinación que congrega a 2,5 millones de musulmanes de todo el orbe, en la que dan vueltas alrededor de la Kaaba siguiendo las huellas de Abraham y de Mahoma.

El hayy es, junto con el ayuno en el mes santo del ramadán, la oración, la caridad y la profesión de fe, una de las cinco obligaciones culturales del Islam, los pilares de la religión. A la peregrinación santa está obligado todo musulmán al menos una vez en su vida.
«¡Ahora ya soy un hayyi!», exclamó un beduino de mediana edad que vive en los desiertos pedregosos del sudeste del mar Muerto. Su entusiasmo era el propio de un musulmán que regresa de su primer hayy.

Cuando murió el profeta en el año 632 d.C., la religión islámica se instauró en toda la península Arábiga, llevando a las tribus paz y unidad por primera vez en su historia. Los árabes impulsaron la expansión de la nueva religión bajo el gobierno de los cuatro primeros califas sucesores de Mahoma. Un siglo más tarde, los ejércitos islámicos habían creado un gran imperio que abarcaba desde la India hasta la costa atlántica de la península Ibérica, extendiéndose por el norte de África y Oriente Medio.

El mundo del Islam, edificado sobre los logros intelectuales de las culturas persa, griega y romana, protagonizó una explosión de conocimientos en todos los campos de las ciencias, la filosofía y las artes que sólo igualaría el Renacimiento. Mientras Europa languidecía entrando en una oscura Edad Media, el Islam daba al mundo una refinada civilización, cuya dimensión intelectual se materializó en un centro de saber, Al-Azhar, en El Cairo, con eruditos y pensadores musulmanes. Mientras, los comerciantes marítimos propagaban su fe por el sur de Asia, China y la costa oriental de África.

El floreciente imperio del Islam fue puesto a prueba a finales del primer milenio, cuando Europa occidental emprendió diversas cruzadas en Oriente Próximo para arrebatar Tierra Santa al control musulmán, en particular los lugares sagrados del cristianismo en Jerusalén. Aunque diezmados e inicialmente vencidos, los musulmanes se reagruparon y derrotaron a los ejércitos invasores cristianos, cuyo sangriento legado, las matanzas de miles de inocentes árabes –tanto musulmanes como cristianos–, además de los judíos de Jerusalén, ha pervivido hasta hoy en la memoria de los habitantes de la región.

Mientras Europa alcanzaba su esplendor en el Renacimiento, el mundo islámico continuó prosperando bajo el Imperio otomano, fundado a finales del siglo XIII. Al término de la primera guerra mundial se produjo la caída y desmembración de este poderoso imperio, cuyos territorios, mayoritariamente musulmanes, quedaron subdivididos en los países de Oriente Medio que hoy conocemos.

Aunque algunas naciones musulmanas se han enriquecido gracias a sus recursos petrolíferos, la mayoría de ellas son pobres y están cada vez más desmoralizadas por su posición en el mundo. Pocas sociedades musulmanas disfrutan de las prerrogativas civiles que se tienen por elementales en Occidente, como la libertad de expresión y el derecho a votar en unas elecciones justas. Y sus índices demográficos se están disparando: en los países musulmanes, cuatro de cada diez personas tienen menos de 15 años.

Muchos miembros de estas sociedades recurren a los movimientos políticos Islamistas para afirmar su identidad y reclamar el control de sus propias vidas. Muchos musulmanes, sobre todo en el mundo árabe, albergan un resentimiento contra Estados Unidos por el apoyo que presta a Israel, por su presencia militar en Arabia Saudí, sede de dos lugares santos del Islam, y por sus prolongadas sanciones económicas a Iraq. «Para muchos musulmanes, en especial los que viven en las sociedades más tradicionales, la cultura popular estadounidense se parece a un paganismo trasnochado, a un culto que venera el dinero y el sexo –dice el imán Anwar al-Awlaki–. Estas personas ven el Islam como un oasis de valores familiares a la antigua usanza.»

Actualmente algunas naciones musulmanas, como Irán y Arabia Saudí, basan su sistema de gobierno en la sharia, la ley coránica, que es en sí misma objeto de debate e interpretaciones. Otras, como Malaysia y Jordania, combinan estos principios tradicionales de justicia con otras fórmulas gubernamentales y sociales más modernas y laicas.

Para la mayoría de los 1.300 millones de musulmanes que pueblan el globo, el Islam no es un sistema político. Es un estilo de vida, una disciplina basada en la observación del mundo a través de los ojos de la fe. «El Islam dio a mi vida algo que le faltaba», declara Jennifer Calvo, una chica de 28 años nacida en Washington, D.C. Por sus rasgos físicos se diría que acaba de salir de un cuadro de Botticelli. Tiene el rostro aguileño y unos llamativos ojos azules, realzados por el pañuelo blanco que con suma pulcritud lleva metido por dentro de su larga túnica. Jennifer fue educada en el catolicismo y trabaja como enfermera.
«Solía deprimirme intentando vivir de acuerdo con nuestra cultura demencial y ajustarme a la imagen que nos impone de lo que debería ser una mujer –prosigue–, el énfasis que ponemos en la belleza exterior (el pelo, el maquillaje, la ropa) y nuestra avidez de riquezas materiales. Sentía un vacío perpetuo.»

Hace dos años abrazó el Islam pronunciando estas palabras: «La ilaha illa Allah, Muhammad rasul Allah» («No hay más Dios que Alá, y Mahoma es su enviado»). Es la profesión de fe que se viene haciendo desde hace 1.400 años.
«Ahora es todo mucho más fácil –concluye–. Sólo tengo que rendir cuentas a Dios. Por primera vez en mi vida, estoy en paz.»

Para Jennifer y para la mayoría de los musulmanes, eso es lo que representa la llamada islámica a la oración ritual, elemento esencial del culto. Arrodillados ante Dios cinco veces al día, todos al unísono, con el rostro vuelto hacia hacia La Meca, encuentran la paz.

Publicado en National Geographic España


Fuente: http://ficus.pntic.mec.es/fpeg0013/Textos%20lectura/islam_national_geographic.doc

Sectas y Herejías

Click para Minar BtCoins

Herejías y Herejes

¿Qué es una herejía? Para nosotros, los evangélicos, es toda doctrina que en materia de fe sustenta opiniones contrarias a las de la Palabra de Dios. En el estudio de la heresiología (tratado sobre las herejías) procuramos presentar una descripción sintética de las principales religiones y sectas, dando una noción general de la historia, literatura, doctrina y otros conocimientos que las caracterizan, refutándolas con las verdades incontrovertibles de las Sagradas Escrituras.

Muchos creyentes juzgan innecesario el estudio de esa materia. Afirman que no nos interesa estudiar las herejías, sino tan sólo la Palabra de Dios. Sin querer criticar a los que piensan de esa manera, juzgamos que los motivos siguientes - entre otros muchos - son suficientes para llevarnos a estudiar las religiones y sectas falsas. El estudio de las mismas:

1. Nos capacita para combatirlas. El apóstol Pablo conocía las falsas doctrinas y luchó arduamente contra ellas. Es preciso que conozcamos al enemigo con el que nos vamos a enfrentar. Mientras más conozcamos sus tácticas y su naturaleza, más probabilidades tendremos de vencerlo.

"Más si aun nosotros, o un ángel de] cielo, os anunciare otro evangelio diferente del que os hemos anunciado, sea anatema" (Gálatas 1:8).

2. Nos auxilia en la evangelización. No sabemos qué clases de personas nos vamos a encontrar cuando predicamos el Evangelio. Si conocemos su credo y sus doctrinas, nos será más fácil hablar del amor de Dios. Es necesario que el cristiano conozca la verdad para poder combatir la mentira. Por eso es que, además de conocer las sectas falsas, el cristiano debe poseer un buen conocimiento de la Palabra de Dios, la Biblia.

3. Aumenta nuestra fe. Cuando nos tropezamos con las doctrinas de las sectas falsas, la mayoría de las veces ridículas y sin fundamento, tenemos más seguridad en lo que hemos creído. De ahí que podemos decir como Pablo:

". . Porque yo sé a quién he creído, y estoy seguro que es poderoso para guardar mi depósito para aquel día" (2 Timoteo 1:12).

4. Aumenta nuestra responsabilidad. El cristiano es personalmente responsable de buscar el conocimiento de la verdad y combatir la mentira. Estar contra el error y la mentira sin vestir la armadura de la verdad, es falta de responsabilidad cristiana.

"Estad, pues, firmes, ceñidos vuestros lomos con la verdad, y vestidos con la armadura de la justicia,... y tomad el yelmo de la salvación, y la espada del Espíritu, que es la palabra de Dios" (Efesios 6:14, 17).

Cómo identificar una herejía

No le es muy difícil a un creyente sincero identificar una herejía. Existen algunos aspectos básicos que observados, mostrarán la estrategia moderna del diablo, que es la conquista de la mente. La batalla emprendida en estos momentos en todo el mundo, es una batalla mental, en la cual las falsas ideologías, las falsas filosofías y las falsas creencias subestiman la Palabra de Dios.

1. Desacuerdo con la Biblia - Con respecto a las doctrinas de la Biblia, podemos dividir los argumentos de la manera siguiente:

a) Argumento bíblico.

b) Argumento extrabiblico.

c) Argumento antibíblico.

El argumento bíblico es el que se saca de la Biblia, dándole una interpretación correcta y lógica. Fue el argumento que uzsu jesús en la sinagoga de Nazaret acerca de su misión.'

El argumento extrabíblico es el que no tiene base en la Biblia, pero no choca con sus enseñanzas. Muchos predicadores usan argumentos extrabíblicos al pronunciar sus sermones. Esto se ha de hacer con mucha cautela, y es necesario que tenga una cierta dosis de seguridad la persona que lo está usando.

El argumento antibíblico es el que combate, tuerce, sustrae o aumenta las verdades enunciadas en la Palabra de Dios, o bien choca con ellas. Aquí hallamos que las herejías que son antibíblicas, están en desacuerdo con las enseñanzas del cristianismo. Algunas veces están fundamentadas en un versículo o en una expresión aislada que encontramos en la Biblia. Bastaría, sin embargo, un poco de conocimiento de los principios auxiliares de la hermenéutica o interpretación de las Escrituras para refutarlas.

2. Unilateralidad de apreciación doctrinaria - En muchos casos la herejía se caracteriza por el hecho de "escoger" una doctrina para descargar en ella toda su atención en detrimento de las otras doctrinas. Se afirma, por ejemplo, la divinidad de Cristo y se abandona su humanidad, o vice versa; se le da énfasis a la unidad de Dios y se oscurece la doctrina de la Trinidad; se muestra preocupación por el cuerpo del hombre y se olvidan su alma y su espíritu.

3. Contradicción con los hechos - Historias y doctrinas basadas en hechos que en realidad no proporcionan una base para ellas; incredulidad para con enseñanzas basadas en hechos reales, bíblicos o de raíces bíblicas. Por desgracia, muchos buenos cristianos han sido engañados por cosas de esta índole.

4. Incoherencia lógica - Nada impide que el buen sentido y la razón sean usados en materia de religión. La mayoría de las herejías no resisten una confrontación lógica con la historia, la ciencia, la Biblia o con la religión propiamente dicha. La Biblia prevé el surgimiento y la evolución de las herejías, como una señal de los tiempos .4

Cómo identificar una secta falsa

Sería superfluo decir que, para identificar una secta falsa, basta con verificar si está fundamentada en herejías. Existen algunos aspectos que son muy comunes en las sectas falsas. De entre ellos, destacamos los siguientes:

1. Jesús no es el centro de atención - Las sectas falsas, en general, subestiman el valor de Jesús. Las orientales tienen Sus dioses o sus profetas que colocan por encima de todo; y las occidentales, o sustituyen a Jesús por otro "Cristo" o colocan al Hijo de Dios en una posición secundaria, quitándole su divinidad y, en consecuencia, sus atributos divinos.

2. Tienen otras fuentes doctrinarias además de la Biblia - Creen tan sólo en algunas partes de la Biblia. Admiten y aceptan como "inspirados" determinados escritos de sus fundadores o de las personas que comparten con ellos una buena dosis de aquello en que creen. Algunas llegan a desacreditar la Biblia, a la cual le hacen muchas restricciones.

3. Afirman ser las únicas que están en lo cierto - Una de las principales características de una secta falsa es precisamente ésta. Puede que haya sido fundada hace 5, 10, 20 6 100 años; no importa: es la única verdadera, y ¡ay de los que no leen a través de su cartilla! Estas personas deberían tener, al menos, el cuidado de no ser tan presuntuosas.

4. Hacen uso de falsas interpretaciones - Las interpretaciones del texto bíblico hechas sin tener en cuenta los principios auxiliares de la hermenéutica, han llevado a incontables personas, a veces bien intencionadas, a fundar una secta falsa. Eso acontece generalmente por la total ignorancia de las reglas de interpretación de nuestro propio idioma, que son enseñadas en nuestras escuelas.

5. Enseñan al hombre a conseguir su propia salvación - No sólo enseñan al hombre a salvarse a sí mismo, sino que prometen una salvación enteramente naturalista en su concepto. Consiste en la repetición de la vida de este mundo, quitándole sus tensiones desagradables. Los antiguos egipcios enseñaban: "Preparaos para los juicios de Osiris, observando las reglas de buena conducta." Confucio daba este precepto: "Andad en las veredas trilladas; sed buenos ciudadanos del imperio celeste." En la India, Buda aconsejaba: "Andad en el noble camino de los ocho pasos." El mahometismo recomienda: "Permaneced firmes junto a los cinco pilares de la conducta." En general, las religiones y las sectas falsas enseñan a los hombres a salvarse a sí mismos; a desarrollar su propia salvación.

6. Son proselitistas - Una de las actividades proselitistas principales de las falsas sectas es---pescaren las peceras de los demás". No captan a sus neófitos entre los enfermos, los afligidos, los desesperados, o los necesitados, sino que aprovechan la fe que ya poseen las personas a quienes tratan de conquistar y, con un poco de sutileza, consiguen desencaminar hacia su grupo hasta a muchos buenos cristianos. ¡Debemos tener los ojos muy abiertos respecto a ellos!

"Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios" (1 Timoteo 4:1).

Los "ismos" del pensamiento humano

La búsqueda del saber de parte del hombre es conocida teóricamente como filosofía (de filos, amigo de, amante de, y de sofia, conocimiento, saber), palabra derivada del adjetivo y sustantivo griego filósofos, "que ama el saber", "que es amigo del conocimiento".

La filosofía, según la tradición que se remonta hasta Aristóteles, comienza históricamente en el siglo VI a.C., en las ciudades griegas del Asia Menor. Sin embargo, sabemos que el ser humano comenzó a filosofar desde que intentó en su corazón apartarse de Dios.' Por desgracia, el pensamiento humano, en su intento por descubrir o redescubrir su naturaleza, origen y razón de ser, ha creado los "ismos" que, en realidad, alejan cada vez más a la criatura de su Creador.

La predicación apostólica combate implacablemente la filosofía' o sabiduría de los griegos, y enseña que la verdadera sabiduría viene de lo alto, de Dios, y nunca de los esfuerzos humanos.

"Y si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala a Dios, el cual da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada" (Santiago 1:5)

Reunimos aquí las escuelas de pensamiento filosófico más conocidas y sus falsas filosofías, con el propósito de darle al lector una síntesis del inútil esfuerzo realizado por el hombre a través de los siglos con el intento de lograr su propia salvación o redención. Lo más importante es que esas escuelas de pensamiento les proporcionan a las falsas religiones y sectas el material necesario para su predicación. Hay vestigios de una o de más filosofías seculares en el contexto doctrinario de cada religión o secta falsa, en detrimento de las verdades divinas escritas en la Palabra de Dios. Con un examen cuidadoso y sincero que hagamos, podremos ver esto.

Agnosticismo - El vocablo agnosticismo fue forjado en 1869 por Thomas H. HuxIey, calcado, por oposición al gnosticismo, en el adjetivo griego ágnostos, (ignorante, incognoscible). Es una filosofía naturalista y dada a las cosas y las relaciones de la ciencia experimental.

Es un sistema que enseña que no sabemos, ni podemos saber si Dios existe o no. Dicen: la mente finita no puede alcanzar lo infinito. Ahora bien: no podemos abarcar la tierra, ¡pero podemos tocarla! (1 Juan 1:1). La frase predilecta del agnosticismo es: "No podemos creer." El resumen de esta enseñanza es lo siguiente: El ateísmo es absurdo, porque nadie puede probar que Dios no existe. El teísmo no es menos absurdo, porque nadie puede probar que Dios existe. No podemos creer sin pruebas evidentes. Los mentores del agnosticismo son: HuxIey, Spencer y otros. Están todos simplemente engañados, porque Dios es fácilmente comprensible por el alma sedienta, honesta y constante. Ver Romanos 1:20.

Animismo - Una de las características del pensamiento primitivo, que consiste en atribuir a todos los seres de la naturaleza una o varias almas. Según Edward Burnett Ty1or (1832-1917) es también toda la doctrina de índole espiritualista, por oposición al materialismo. Esta teoría considera que el alma es la causa primaria de todos los actos.

Ascetismo - Es la teoría y la práctica de la abstinencia y mortificación de los sentidos. Tiene como objetivo asegurar la perfección espiritual, sometiendo el cuerpo al alma. Hay además el ascetismo natural (la búsqueda de la perfección por motivos independientes de las relaciones del hombre con Dios), que fue practicado por la escuela pitagórica. Es muy practicado por las religiones y sectas orientales.

Ateísmo - Es la teoría que niega la existencia de un Dios personal. A partir del Renacimiento, el término pasó a indicar la actitud de quien no admite la existencia de una divinidad. Se llaman ateos los que no admiten la existencia de un Ser Absoluto, libre e inteligente, dotado de individualidad y de personalidad reales.

Deísmo - El deísmo se distingue radicalmente del teísmo. Para el teísmo, Dios es el autor del mundo; es una entidad personal revelada a los hombres por su actuación en la historia. Para el deísmo, Dios es el principio o causa del mundo, infuso o difuso en la naturaleza, como el arquitecto del universo.

Elaborado dentro del contexto de la llamada religión natural, cuyos dogmas son demostrados por la razón, el concepto deísta de Dios puede confundirse con el concepto de una ley, en el sentido racional-natural del término. Se trata del Dios de todas las religiones, y su concepto no se halla asociado a las ideas de pecado y de redención, de providencia, de perdón y de gracia, consideradas todas ellas como "irracionales". Es más bien un Dios de la naturaleza y no un Dios de la humanidad. Como un eterno geómetra, mantiene el universo en funcionamiento, como si fuese un reloj de precisión.

El deísmo surgió dentro del contexto de los comienzos del nacionalismo, bajo la influencia de Locke y de Newton. Voltaire, uno de los más grandes impugnadores de la Biblia en los últimos tiempos, era deísta.

Dualismo - En sentido técnico riguroso, el dualismo sería la doctrina o el sistema filosófico que admite la existencia de dos substancias, de dos principios o de dos realidades como explicación posible del mundo y de la vida. Estos serían irreductibles entre sí, inconciliables, incapaces de síntesis final o de subordinación del uno al otro. En el sentido religioso son también dualistas las religiones o doctrinas que admiten dos divinidades: una positiva, principio del bien; y otra, su opuesto, destructora, negativa, principio del mal que opera en la naturaleza y en el hombre.

Descartes (1596-1650) es quien establece esta doctrina en el campo de la filosofía moderna.

Eclecticismo - Sistema filosófico que trata de conciliar las tesis de diversos sistemas conforme a determinados criterios de verdad. Procura aprovechar lo que hay de mejor en todos los sistemas. En el siglo XIX el eclecticismo espiritualista, que concentraba su atención en el uso del método introspectivo, dio origen al así llamado espiritismo contemporáneo.

Empirismo - Es la posición filosófica según la cual todo el conocimiento humano es resultado de la experiencia (sensaciones exteriores o interiores), y no de la razón ni del intelecto. Afirma que el único criterio de verdad está en la experiencia. Es la teoría del "ver para creer".

Epicureismo - Nombre que recibe la escuela filosófica griega fundada por Epicuro (341-270 a.C.). Sostiene el principio del placer como valor supremo y finalidad del hombre, y prescribe: 1) aceptar todo placer que no produzca dolor; 2) evitar todo dolor que no produzca placer; 3) evitar el placer que impida un placer aún mayor, o que produzca un dolor mayor que este placer; 4) soportar el dolor que aleje un dolor mayor todavía, o que asegure un placer mayor todavía. Por placer se entiende la satisfacción del espíritu proveniente de un cuerpo y de un alma sanos, y nunca de Dios. Buscar placer y satisfacción únicamente en la salud o en el intelecto, es no tener deseo de encontrar la verdadera fuente de la felicidad.

Escepticismo - Se caracteriza por una actitud antidogmática de indagación, que trata de hacer evidente la carencia de solidez de cualquier posición, definiendo como única posición justa el abstenerse de aceptarlas. Fue fundada por Pirro, filósofo griego, en el año 360 a.C. Enseña que, en vista de que sólo las sensaciones, inestables o ilusorias, pueden ser la base de nuestros juicios sobre la realidad, se debe practicar el reposo mental, en el que hay insensibilidad, y en el que nada 1 se afirma ni se niega, para poder alcanzar la felicidad por el equilibrio y la tranquilidad. Tales personas no viven; vegetan...

Esoterismo - Es un sistema filosófico religioso oculto. Es una doctrina secreta, sólo comunicada a los iniciados. El esoterismo es ocultista y se caracteriza por el estudio sistemático de los símbolos. Hay símbolos en todo lo que existe, y en el estudio de esa simbología el hombre podrá comprender las razones fundamentales de su existencia. Viene a ser una ramificación del espiritismo.

Espiritualismo - Es el nombre general que reciben las doctrinas filosóficas según las cuales el espíritu es el centro de todas las actividades humanas, ya se entienda por "espíritu" la substancia psíquica, el pensamiento puro, la conciencia universal o la voluntad absoluta. El espíritu es la realidad primordial, el bien supremo.

El espiritualismo es dualista, pluralista, teísta, panteísta y agnóstico. Es el espiritismo con un nombre más rebuscado. Es doctrina de demonios. Acepta la reencarnación y la evolución del espíritu.

Estoicismo - Es la escuela filosófica griega fundada por Zenán de Citio (334-262 a.C.). Comprende su doctrina y la de sus seguidores. El nombre se deriva del griego stoa (pórtico), porque Zenán enseñaba en el pórtico llamado "Poikilé (pintado) de Atenas. El estoicismo afirma que la sabiduría y la felicidad se derivan de la virtud. Esta consiste en vivir conforme a la razón, sometiéndose a las leyes del universo, a fin de lograr la imperturbabilidad del espíritu (ataraxia). Es una forma de panteísmo empirista que pretende volver al hombre insensible a los males físicos mediante la obediencia irrestricta a las leyes del universo.

Evolucionismo - El evolucionismo es una filosofía científica que enseña que el cosmos se desarrolló por sí mismo, Y también, que el hombre y los animales han llegado a existir por desarrollo a partir de lo imperfecto hasta llegar a su presente estado avanzado. Y todo esto por medio de sus propias fuerzas. Hace falta más fe para creer en las hipótesis de la evolución que para creer en las enseñanzas de la Biblia; es decir, en que fue Dios el que creó todas las cosas. (Génesis 1:19 21, 24,25.)

Gnosticismo - Viene de la palabra griega gnostik6s (capaz de conocer, conocedor). Significa, en teoría, el conocimiento místico de los secretos divinos por vía de una revelación. Ese conocimiento comprende una sabiduría sobrenatural, capaz de llevar a los individuos a un entendimiento completo y verdadero del universo y, de esa forma, a salvarse del mundo malo de la materia. Se opone radicalmente al mundo y enseña la mortificación del cuerpo y el rechazo de todo placer físico. Es panteísta y, según algunas tradiciones no confirmadas, lo cultivaba Simón Mago, al cual el apóstol Pedro reprendió en Samaria.'

Humanismo - Es la filosofía que busca separar de la idea de Dios al hombre y a todo aquello con lo que él se relaciona. El hombre, para esta filosofía, es el centro de todas las cosas, el centro del universo y de la preocupación filosófica. Surgió a fines del siglo XIV. Marx es el fundador del humanismo comunista.

Liberalismo - Es la libertad mental sin reservas. Es un sistema que afirma que el hombre en sí mismo es bueno, puro y justo. No existe el infierno real. Nuestro futuro es incierto, la Biblia es falible y Dios es el Padre universal de todos. Luego, por creación, todos somos hijos suyos y tenemos así nuestra felicidad garantizada.

Materialismo - Afirma que la filosofía debe explicar los fenómenos no por medio de mitos religiosos, sino por la observación de la realidad misma. Enseña que la materia - increada e indestructible - es la sustancia de la cual se componen todas las cosas, y a la cual todas ellas se reducen. La generación y la corrupción de las cosas obedecen a una necesidad no sobrenatural, sino natural; no al "destino", sino a las leyes físicas. Según esta filosofía, el alma forma parte de la naturaleza y obedece a las mismas leyes que rigen su movimiento. El hombre sería también materia, como todas las demás cosas.

Monismo - Los sistemas monistas son variados y contradictorios, pero tienen una nota común: es la reducción de todas las cosas y de todos los principios a la unidad.

La substancia, las leyes lógicas o físicas y las bases del comportamiento, se reducen a un principio fundamental, único y unitario, que todo lo explica y todo lo contiene. Ese principio puede ser llamado---dios","naturaleza", "cosmos", "éter" o cualquier otra cosa.

Panteísmo - La palabra viene del griego pas, pan (todo, todas las cosas) y theós (dios). Como su mismo nombre lo sugiere, es la doctrina según la cual Dios y el mundo forman una unidad. Son la misma cosa y constituyen un todo indivisible. Dios no es trascendente al mundo: no se distingue ni se separa de él. Al contrario, es inmanente a él y se confunde con él, se disuelve en él, se manifiesta en él, y en él se realiza como una sola realidad total y substancial.

Pietismo - Tuvo su inicio en el siglo XVIII a través de la obra de Philipp Spener y August Francke. Es una teoría del protestantismo liberal que le da énfasis a la corrección doctrinaria, sin dejar lugar para la experiencia de la fe. Interpreta las doctrinas del cristianismo tan sólo a la luz de la experiencia sentimental de cada individuo.

Pluralismo - No es en realidad una escuela de pensamiento, sino una doctrina que acepta la existencia de varios mundos o planos habitados, que ofrecerían un ámbito universal para la evolución del espíritu. Naturalmente, para cada -mundo" hay un tipo distinto de "dios". Es la doctrina que abrazan las filosofías espiritistas y espiritualistas.

Politeísmo - Es la creencia en más de un dios. Las fuerzas y los elementos de la naturaleza son dioses. Hay dioses para los sentimientos, para las actividades humanas, y hasta dioses domésticos. Los hindúes tiene millones de dioses que asocian a sus diversas religiones.

Positivismo - Es la doctrina filosófica predicada por Augusto Comte. (1798-1857), quien se sintió inspirado a crear una "religión de la humanidad". En 1848 fundó la Sociedad Positivista, de la cual se originó la Iglesia Positivista.

El positivismo religioso enseña que nada es sobrenatural ni trascendente. Todas sus creencias están basadas en la ciencia, y tiene cultos, templos y prácticas litúrgicas. Es el culto que se les rinde a las cosas creadas en vez de serle rendido al Creador."

Racionalismo - La expresión racionalismo se deriva del sustantivo razón y, como el mismo término lo indica, es 1 filosofía que sustenta la primacía de la razón, de la capacidad de pensar. Considera a la razón como la esencia de lo real tanto en lo natural como en lo histórico. Enseña que no se puede creer en lo que la razón desconoce o no puede escudriñar.

Unitarismo - Fue fundado en Italia por Lelio y Fausto Socino. Sigue la línea racionalista de Erasmo de Rotterdam. Es una filosofía religiosa que niega la divinidad de Jesucristo, aunque lo venera. Fue creada dentro del protestantismo, y afirma, entre otras cosas, la salvación de todos. No cree en toda la Biblia, en el pecado ni en la Trinidad. Se asemeja al universalismo.

Universalismo - Es un pensamiento religioso de la Edad Media, que le concedía la salvación o redención a todo el género humano. Es, tal vez, el precursor del movimiento ecuménico moderno. El centro de la historia es el pueblo judío, por su alianza con Dios, y después, la Iglesia cristiana. Afirma que la redención fue universalmente impuesta a todas las criaturas...

***



Fuente : www.graciasoberana.com